GAIA

LA FACTURA DE LA TIERRA

EL IMPACTO ECONÓMICO DE LA DESTRUCCIÓN DE NUESTRO PLANETA

 

GLOBAL FUTURES

El mayor organismo conservacionista del mundo, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), en asociación con Trade Analysis Project y Natural Capital, han elaborado un informe pionero sobre el coste económico de la destrucción de la naturaleza. En el estudio, publicado el pasado mes de febrero, World Wildlife Fund ha estimado el impacto económico derivado de los problemas causados por la mala gestión que hacemos de los recursos naturales.

 

ECONOMÍA GLOBAL

Según el informe Global Futures, que analiza la evolución económica de 2020 a 2050, si no hay cambios urgentes y significativos en la política ambiental, la economía global perderá, en los próximos 30 años, 441.000 millones de euros anuales, un total de 9,2 billones de euros por los daños que sufrirá la naturaleza.

El estudio también revela que si se tuviera en cuenta criterios ambientales en las políticas gubernamentales, en el sistema económico global y políticas direccionadas al crecimiento sostenible, el PIB mundial aumentaría en 450.000 millones de Euros de cara a 2050.

 

EL CALENTAMIENTO GLOBAL Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

Desglosando por sectores, WWF el informe augura pérdidas de 6.900 millones de euros por la deforestación, 13.800 millones por la extinción de abejas y demás insectos polarizadores,17.500 millones por la cada vez más escasa disponibilidad de agua para fines agrícolas, 118.000 millones por las pérdidas de almacenamiento de carbón y 330.000 millones por daños causados por tormentas, inundaciones, alteraciones en la vegetación costera y subida del nivel de mal.

 

¿QUIÉN PAGARÁ LA FACTURA?

Unos la pagarán más que otros, pero por supuesto que esta factura la pagaremos entre todos. De las 140 economías analizadas, Estados Unidos encabeza la lista con 76.000 millones de euros de su Producto Interior Bruto; Japón, 72.300 millones; Reino Unido, 19.000 millones; India y Australia, 18.300 millones cada uno; Brasil, 12.800 millones; Corea del Sur, 92.000 millones; Noruega y España, 8.100 millones cada uno y Francia, 7.300 millones. Proporcionalmente, los países más perjudicados, serán Madagascar, Togo y Vietnam que sufrirán pérdidas del 4,2%, 3,4% y 2,8% respectivamente de su PIB anual hasta el año 2050.

Para el consumidor final, las frutas y verduras sufrirán un incremento del 3%, por la pérdida de polinización, el aceite de oliva el 4%, el algodón el 6% y la madera el 8%.

Al final, el cambio climático lo sufriremos también en nuestros bolsillos.

Entrada anterior Entrada siguiente

También te puede gustar

Sin comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.